25/10/2021
idioma idioma

Familia Llausás


Entrada

Encuentros
Casa Llausas


Can Llausas de Flaçà

Mas allá del apellido Llausas, el principal nexo de unión de todos los miembros de la familia Llausas de los que se ha podido determinar su ascendencia, es su procedencia de can Llausas. Todos pueden retroceder en su familia hasta encontrar un antepasado que vivió aquí.

Casa Balle - can Llausas

Esta casa señorial del siglo XVI, era la casa de los señores de Balle, uno de los linajes mas antiguos y nobles del pueblo de Flaçà. Su nombre original era el de casa Balle, pero debido a las muchas generaciones que ha estado ocupada por la familia Llausas y a que al final acabó siendo de su propiedad, se la conoce actualmente como can Llausas. (en catalán se suele poner el 'can', que es una contracción que significa 'casa de', delante del nombre de la casa).

foto aérea de Flaçà

Esta casa señorial del siglo XVI, Esta foto aérea de Flaçà nos muestra la situación de la casa en medio del pueblo.
(Situar el cursor sobre la imagen para ver las indicaciones)

B: Casa Balle (Llausas). Se puede observar que una parte del tejado ya se ha hundido.
L: Antiguo granero y pajar, actualmente can Llandric. Comunicaba con la casa Balle por un puente cubierto sobre la calle la Cellera.
R: Can Roure, casa y huerto que fueron comprados por la familia Llausas parte en 1771 y el resto en 1849.
F: Vista de la fachada.
P: Patio y huerto de la casa Balle. Vista posterior de la casa.
E: Iglesia.


Los Llausas en la casa Balle

recibo cuentas Balle

Nuestra historia comienza en 1708 cuando Miquel Llausas y Maria Serradell se establecen en la casa Balle. No sabemos cuales fueron los tratos con los Balle, pero a partir de aquel momento, los Llausas vivieron en la casa y además de su trabajo como payeses, fueron administradores de las propiedades de los Balle. En algunos documentos, los señores de Balle se refieren a ellos como 'procuradores' o 'mayordomos del lugar de Flassà'

Cobros censos

El trabajo como administradores consistía esencialmente en cobrar los censos, impuestos o arrendamientos de las propiedades de los Balle para después rendirles cuentas a ellos. En este documento se ve la contabilidad de cobros que llevaba Josep Llausas, y en el anterior y posterior se ven recibos firmados por los señores Balle en el momento de recibir las cuentas.

recibo cuentas Balle

Otro recibo de los Balle a Josep Llausas.

Se observa que este, como los anteriores, esta hecho en La Bisbal, donde vivían los Balle. Es probable pero, que nunca abandonasen la casa totalmente, conservando una parte para ellos y dejando el resto para los Llausas.
En todo caso, siempre siguieron considerando la casa de Flaçà como la casa familiar, y cuando un de ellos moría lo enterraban en una tumba que tenían dentro de la iglesia de Flaçà, según se deduce de un escrito que se conserva en el archivo parroquial de Flaçà y que dice:
'En 25-7-1820 ha muerto en la Bisbal Dn. Josep de Balle en dicha villa domiciliado. El cadáver del cual el mismo día fue traído a esta parroquia de Flassà y conducido a su casa y el día 29 fue sepultado en la tumba que dichos Srs. tienen en la Yglesia vieja de Flassà'
Por otro lado, Dolors Llausas Oller explica que cuando su padre Vicenç Llausas Ripoll compro la casa a la familia Balle, encontró muchos libros, y que los vendió. Ello parece indicar que había una parte de la casa que hasta entonces había estado reservada a los señores de Balle.



La casa Balle pasa a ser propiedad de los Llausas

Vicenç Llausas Ripoll

En 1907 Vicenç Llausas Ripoll compró la casa a la familia Balle por cinco mil pesetas.
Hacia el año 1924 reformó la casa derribando gran parte de la cara posterior.
Curiosamente, después de haber comprado la casa y haberla reformado, en 1936 la familia Llausas se trasladó al mas Jofre, otra casa que habían comprado en Llofriu.

Hacia el 1946, Dolors Llausas Oller, hija de Vicenç, que estaba casada en Pedrinyà, regresó junto con su marido e hijas a vivir a can Llausas.
Su hija Montserrat se casó y se quedo a vivir en la casa hasta el 1975, momento en que la casa quedó abandonada. Sus seis hijos son las últimas personas nacidas en can Llausas.

Desde entonces la casa se ha deteriorado mucho y algunas partes se han derrumbado.

hijos de Vicenç Llausas

Los hijos de Vicenç Llausas fotografiados en el balcón posterior de can Llausas. La foto se debió tomar poco después de la reforma.



El edificio en sí es del siglo XVI, con una amplia fachada rectangular de estilo plateresco.
A primera vista parece simplemente una casa grande, pero cuando se observan los detalles se ve que se trata de una casa señorial.

Portal

Tiene un gran portal de punto redondo bastante alto, tal vez para poder entrar a caballo.
A la izquierda, hay como un banco de piedra que parece demasiado alto para sentarse. Muy probablemente servía para subir y bajar del caballo. Esto parece confirmarse por la presencia de una parte má s baja, también de piedra, que sirve de escalón para a subir y bajar má s cómodamente.

detalles ventanas

Las ventanas está n adornadas con arcos conopiales, y en una se encuentran esculpidos el escudo y los símbolos de la familia Balle. (imagen del centro).

En la imagen de abajo a la izquierda se ve el detalle de la terminación del arco conopial de la ventana de arriba.

Arriba en cada extremo de la fachada había una garita de piedra. Solo se conservan restos de la de la esquina norte, que se puede ver en la siguiente foto, ya que la otra estaba en la parte derribada durante la reforma.
Esto junto con otros elementos como la alta pared que cierra la entrada al patio o el hecho que las aberturas de la planta baja son muy pequeñas y con rejas, como se ve en la foto de abajo a la derecha, indican que en su construcción se ha tenido en cuenta la función defensiva.

pasillo elevado hasta el granero

El la cara norte, un paso cubierto a nivel del primer piso cruza por encima de la calle la Cellera y enlaza la casa con el edificio que servia como granero y pajar. Los Balle por este camino podían llegar hasta la plaza de la iglesia sin tener que bajar a la calle.

En la foto se ve el paso cubierto. En la parte izquierda visto desde la fachada, se pueden ver también los restos de la garita. En la parte derecha se ve el pasillo desde 'detrá s'.

Cuando Vicenç Llausas compró la casa, convirtió el granero, que era de una sola pieza en una casa que hoy se conoce como can Llandric.

vista posterior can Llausas

Hacia 1924 Vicenç Llausas reformó la casa, y derribó buena parte de la cara posterior que estaba bastante estropeada. Según explica Dolors Llausas, que entonces vivía allí, se eliminó aproximadamente una tercera parte de la casa.

En las dos fotos de la derecha se puede ver la parte posterior antes y después de la reforma.

fachada antigua y comparación con reformada

En estas fotos de la izquierda se pueden ver algunos efectos de la reforma de 1924:
La de arriba es anterior o del mismo tiempo de la reforma. Comparando con la fachada actual, abajo a la derecha, se ve como ha sido acortada.
En realidad el edificio es aun mas corto ya que la parte derecha de la fachada no hace sino tapar los balcones posteriores. La foto de abajo a la izquierda muestra que la pared posterior está a nivel de la ventana de doble arco.

En la foto de arriba se ve un montón de piedras delante de la casa. Debido a las obres quedó una gran cantidad de piedras que Vicenç Llausas pensaba que le durarían para siempre, pero las puso en venta al precio de 1 peseta el carro y al cabo de poco tiempo ya no le quedaba ninguna.

Una parte de estas piedras se utilizo para tapar un pozo interior que había en la bodega de la casa. Este pozo tenia mucha 'corriente' de agua, como si hubiera un río subterrá neo, y si caía un cubo o un cá ntaro no se podían recuperar porque se los llevaba. Después se hizo un pozo nuevo cerca de la entrada posterior.

Patio interior can Llausas

La casa es muy grande, de forma que para tener luz en las habitaciones interiores había un pequeño patio a donde se abrían las ventanas de estas habitaciones. Este patio fue suprimido durante la reforma.

sala de can Llausas

En el interior de la casa, en el primer piso hay una amplia sala con puertas decoradas con arcos conopiales esculpidos en la piedra. En esta sala había muchos cuadros de madera pintada que representaban escenas de la familia Balle, y un gran retrato de un cura, Narcís de Balle. Todo ello fue retirado cuando los Llausas compraron la casa.
Esta sala es tan grande que Pilar y Montserrat Llenas Llausá s celebraron allí sus banquetes de boda.

En la foto vista general de la sala en su estado actual.

Puerta y escalera de caracol de la sala

A la izquierda detalle de una de las puertas de la sala.

A la derecha detalle de la escalera de caracol que comienza al fondo de la sala. La foto esta hecha desde una de las habitaciones adyacentes. Se puede ver que la puerta está recubierta de hierro.

Sala del segundo piso

Vista de la sala del segundo piso. Se ven las vigas que sostienen el tejado.
Se cuenta que en el suelo de esta sala faltaban muchas baldosas, y que era debido a que las habían lanzado a los carlistas para defenderse durante la guerra.

ermita de Sant Fermí

La ermita de San Fermín, situada en los terrenos de la actual colonia de Flaçà, pertenecía a la casa Balle. Después de comprar la casa, Vicenç Llausas la vendió a una inmobiliaria vinculada a la fabrica de papel Torras Doménech, y el 1992 fue adquirida por el ayuntamiento.